"Todos los artículos que aparecen en este blog, son producto de la imaginación, no tienen nada que ver con hechos reales".

miércoles, 22 de octubre de 2008

ICTUS (3ª parte)


Cogió el móvil y llamó a su hija, ella como pudo le habló para tranquilizarla, su madre no paraba de preguntar que te pasa?, y ella sólo decía –mamá tranquila, si estoy bien, un pequeño susto pero estoy bien- aunque por dentro sintiera que la estaba engañando.
En cuanto se enteraron los demás familiares, sus amigos, se presentaron allí, ella no quería ver a nadie, no estaba preparada para que la vieran así, sentía vergüenza, era tan activa, tan alegre, siempre de broma, se reía del mundo y ahora….se veía así…como un mueble que no puede moverse de un lado ni de otro, necesitaba ayuda para todo, es zurda y ni coger el tenedor para comer podía, en esos días le vino también la menstruación, su marido, su amor, si demostró todo lo que la quería, le ayudaba a ir al baño, la cogía, la limpiaba, la lavaba, no le importaba que tuviera la regla, no le importaba nada tan solo que se recuperase que se quedará con él, era su compañera, su amante, su amiga. A las 8 de la mañana ya estaba él allí, en la puerta de la habitación, para ayudarla para llevarla a la ducha, como se empapaba de agua, llevaba los vaqueros mojados cuando la dejaba lista de nuevo en la cama una vez que le daba el desayuno, no se sostenía sola en la ducha y él sin importarle ir mojado al trabajo muchas veces se metía tanto para que no se resbalara que se mojaba entero.
Lo más duro era cuando su amor le daba un beso y decía- cariño debo ir a trabajar- y ella asentía con la cabeza y decía tranquilo me encuentro bien, pero en el fondo estaba destrozada.
Al cabo de 20 días la trasladaron a otro edificio, esta vez de rehabilitación, entre medias recibió una visita de fin de semana de su madre, cuando vio a su hija se hizo la fuerte, pero…. su corazón se le partió, ella lo supo al cabo de los años, disfruto de su madre, se hizo la fuerte, le prometió que se iba a recuperar, era joven y no debía de haberle ocurrido eso.
Estando ya en el edificio de Rehabilitación, las cosas eran diferentes, se deprimió mucho, todos los días iban a por ella para hacer ejercicios, ejercitar su brazo con diferentes técnicas y ejercicios para esa pierna, que aún no tenía fuerzas para mantener ese cuerpo y tenía que desplazarse en silla de ruedas.
No era la única que estaba allí con ese problema, conoció a mucha gente, gente mayor.. gente joven….gente en silla de ruedas por accidentes automovilísticos, gente con ictus como ella, gente con quemaduras graves que también necesitaban rehabilitación, fueron días, semanas, meses muy deprimentes para ella, compartía su habitación con una compañera algo mayor que ella, no mucho, era médico y se le presento un derrame cerebral mientras estaba en quirófano operando. Intimó mucho con su madre, ella no hablaba, entendía todo, pero no controlaba nada, se hacía incluso sus necesidades encima, pero su madre…..su madre la trataba con tanto cariño….que ella…lloraba cuando no la veían por la pena que le daban.
Al cabo de 2 años en una llamada que hizo para interesarse por la salud de las dos, se entero que había muerto…..
Su depresión iba en dirección al desastre, menuda papeleta, en vez de ayudarla, había un médico rehabilitador que la hundía cada día más, sobre todo cuando entraba a la habitación y la veía como estaba constantemente haciendo ejercicios en la cama para coger fuerza en su brazo, como intentaba poco a poco alzar su brazo hasta llegar a una manivela que había…como intentaba escribir con un bolígrafo que le habían proporcionado en terapia ocupacional rellenándolo con goma espuma para que fuera más grueso y no se le escurriera de las manos. Siempre decía tienes que meterte en tu cabecita que tu eres UNA ENFERMA, que nunca podrás ser como antes, no entiendo tu inquietud para estar todo el día haciendo ejercicio, no podrás escribir, vete practicando con caligrafías con tu mano derecha, no podrás conducir, andarás mal, así que grábalo bien en tu mente.
Claro está cuando su marido llegaba y la veía llorando desconsoladamente se enfurecía, pero no era con ella solo, se lo decía a todos los pacientes que le asignaban y todos estaban igual, incluso una vez se encaró la madre de la compañera de habitación con él, como podía decir eso a una persona que tenía aún toda una vida por delante…..
Una tarde recibió la visita de sus hijos, hasta entonces no los había visto, por un lado fue una enorme alegría tenía ganas de estar con ellos, pero por otro….cuando los niños la vieron se quedaron un poco parados, no esperaban encontrar a su mami así, en una silla de ruedas, en planta le dieron permiso para salir al jardín que había abajo, y estuvieron merendando en una de las cafeterías del hospital, hasta ahí todo muy bonito, pero cuando se tuvieron que ir, su hijo pequeño se puso a llorar, no quería dejarla sola, ella sacó fuerzas de donde pudo para explicarle que estaba bien y que los médicos estaban ayudándola, entonces el niño dijo entre pucheros.. –mamá yo no quiero que estés en esa silla de ruedas, yo quiero verte andar- a ella se le quebró el alma y le prometió que haría todo lo posible para salir andando del hospital y así hizo, puso manos a la obra, pasó del dichoso médico rehabilitador y con mucho esfuerzo consiguió levantarse de esa dichosa silla, al principio ayudada con un bastón para más tarde ser independiente, aunque claro, siempre con miedo por las posibles caídas, aún necesitaba coger fuerza.
El 27 de Julio estando con su marido en la sala de espera esperando a entrar a sus sesiones de rehabilitación, él recibió una llamada, se puso serio y ella preguntó lo que ocurría, él dijo que nada que era uno de sus empleados que se había puesto malo, pero la verdad no era esa, esperó que entrara a su clase diaria y fue a hablar con los médicos para explicarles que a su suegro le estaban haciendo un transplante de corazón que si era perjudicial comentárselo a su mujer, ellos respondieron que no, y le aconsejaron que lo hiciera, eso si había un psicólogo con él cuando lo hizo.
Espero que os esté interesando este hecho real, puesto que a la protagonista le costó años ir superando todo lo que le ocurrió.


Saluditos.
LEZ

22 comentarios:

Robledo de Chavela(Madrid) TELF 639852178 dijo...

Bueno,lez, aunque conozco la historia, ahora que lo leo, se me ponen los pelos como escarpias........ànimo,que es una lecciòn de fuerza y valentia.
besos

Marinel dijo...

Lez, no sé por qué,creo que es alguien muy cercano a ti,pero que mucho...
Pues lo mejor de todo es eso que me has contestado, que lo cuenta, que lo ha superado y puede hablar de ello...
Te diré un secreto,pssss, así bajito: a uno de mis hermanos le pasó algo así, aunque más leve y la única secuela que le quedó es la falta de visión de un ojo.
Por eso al leerte, me entraban unas ganas terribles de llorar.Recordaba el susto que pasamos todos al saberlo.
Es que somos muchos y tengo de todo, como puedes ver...
Me alegra enormemente haberte conocido, que nos podamos contar estas cosas y muchas más.
Besos mil.

Joana dijo...

Lez,
Que experiencia... esto es realmente una pesadilla, me imagino lo dificil que fue esto de superar!
Besos y que tengas un lindo día!♥♥

PD: en estos días colgaré tu premio, disculpa por no hacerlo.

Bowman dijo...

Desde luego, querida Lez, cada vez me alegro más de que mi madre (como te conté en la primera entrada) tuviera suerte y se lo pillaran a tiempo. No fue tan grave y con un par de días en la UCI (y una semanita en planta) fue suficiente. No le quedaron secuelas excesivas (aparte de sus problemas habituales que, a lo mejor, las disimulan, claro, pues algún problema de movilidad ya tenía).

La suerte fue que el día que sufrió el Ictus estaba de revisión de sus otros problemas en el hospital (tratamiento ambulatorio). Empezó a notar los síntomas que comentabas en las entradas anteriores. Y pensó que, bueno, ya que estaba allí, se daría una vueltecita por Urgencias. No estaba muy preocupada pero tomo una de las decisiones más importantes de su vida, creo yo.

Fue a urgencias a comentar las "molestias". Como si nada. El susto vino cuando adivinaron imediatamente el problema y la ingresaron urgentemente en la UCI. El diagnóstico corroboró las sospechas: Ictus.

La rapidísima actuación evitó males mayores.

Leyendo lo que aquí cuentas, no sabes cómo me alegro (aunque a la vez sufro por el caso que comentas, y me duele que no todo el mundo tenga la misma suerte). Al menos es un gran ejemplo de superación.

Así que, a la vez que tú, aconsejo a todo el mundo que se lo tome en serio: ante los síntomas... ¡rápidamente a urgencias! Hay mucha gente que no le da importancia y lo deja pasar. Conozco incluso algún caso cercano de ictus que acabó en muerte por derrame (me encuentro mal pero prefiero meterme en la cama, se me pasará...). Era una mujer jovén, que dejó un desconsolado viudo y dos hijas.
Es para penssárselo.

Leznari dijo...

Hola robledo, por eso quise compartirla con todos los blogueros, ya que es una lección de mucha valentía.
Besitos, guapa.
LEZ

Leznari dijo...

Gracias marinel, si, es cierto es alguien muy pero que muy cercano a mi, lo más bonito es que...se puede contar y me siento orgullosa por ello.
Besitos mi linda amiga.
LEZ

Leznari dijo...

Se puede superar si en ello pones empeño y mucha fuerza de voluntad, no crees?
Aunque haya días más díficiles que otros....
Besitos mi querida amiga.
LEZ

Leznari dijo...

Me alegro mucho que tu madre BOW... estuviese en el momento preciso en el lugar indicado, tuvo suerte, por lo que comentas fue un leve ictus, porque verás..esta enfermedad no tiene prevención..en el momento que te dá no pueden atajarlo ya que el coágulo o el derrame da la cara una vez hecho el daño, hay casos que son mas leves y no quedan secuelas otros...más importantes como bien sabes..provocan la muerte.
Lo que me indigna es que la protagonista de la historia fue a su ginecólogo a explicar lo que le ocurría y si el médico hubiese hecho un poco de caso..quizá se hubiera evitado el ictus, ya que fue provocado por ese dichoso anticonceptivo.
Saluditos.
LEZ

Adrisol dijo...

hola Lez!!
claro que sigo atentamente tu relato,es sumamente interesante aunque duro para asimilar.
pero es real, pasa muchas veces y por lo que parece,aunque con mucho sacrificio y costancia se pudo sobrellevar.
gracias por compartirlo.
un abrazo enorme.............

campanilla dijo...

hola wapa ya estoy mareando por aki, ando un poco liada pero bueno. Estás bien? te dejo muxos besitos

ZP Nunca Mais dijo...

Mucho ánimo Lez y sobre todo ponle mucha voluntad y amor. El amor lo puede todo.

Un beso.

Leznari dijo...

Si Adrisol, es un acto de superación y ocmo se suele decir...todo se puede superar si pones mucho empeño en ello.
Besitos mi linda amiga.
LEZ

Leznari dijo...

Gracias Trini por estar en mi rincón quizá con una tacita de Té leyendo tranquilamente este articulo.
Un besazo.
LEZ

Leznari dijo...

Mi linda Campanilla granaina !!!!jejeje, estoy bien e intuyo que tu también, eso me alegra.
Besitos niña.
LEZ

Leznari dijo...

Buenas Caballero!!! gracias por venir a visitarme...animo? muchísmo eso nunca se pierde, no crees? y fuerza mucha más.
Besitos.
LEZ

Martin dijo...

Muy interesante la narrración amiga, lo que más cuesta es la rehabilitación, para volver a quedar "casi" en forma como era antes, es super duro.


Un besito Leznari y esperando la otra parte.

Lena...en algun lugar del mundo dijo...

Que duro pero por lo menos es una historia que se puede contar y compartir.

saludos,

Natacha dijo...

Una vez superado el dolor, el miedo, la depresión. Era el momento de ponerse en marcha, de echarle valor al asunto...
Es duro que pero se sale adelante. Es importante la ayuda de los que están más cerca.... sin ellos, hubiese sido aún más complicado.
Un beso, mi niña.
Natacha.

Leznari dijo...

Hola Martín, exacto la rehabilitación después de que sucede un ictus es lo más importante para poder volver a realizar "casi" tu vida normal.
Besitos amigos.
LEZ

Leznari dijo...

Buenas Lena...eso es lo más importante...que se puede contar, aunque se narre con tristeza.
Besitos linda.
LEZ

Leznari dijo...

Mi niña Tachita exacto es muy duro, es cierto que en esos momentos se necesita cariño y luego...creo que aún más, ya no se es la de antes y el temor de que te desplacen de tu entorno...es muy duro.aunque nunca ocurre, los enfermos lo piensan.
Besitos querida.
LEZ

Aguabella dijo...

LEZNARI

Una lección de valentia y superación, me alegro muchisimo que esta persona tan cercana haya superado este tremendisimo problema.

Me emociona leerlo.

Un besito reina