"Todos los artículos que aparecen en este blog, son producto de la imaginación, no tienen nada que ver con hechos reales".

miércoles, 2 de julio de 2008

UNA HISTORIA REAL .... O IRREAL? ( Capitulo XI)

(Editado: Esta historia es ficticia, cualquier parecido con la realidad es mera casualidad)
Esta historia esta compuesta por varios capítulos, si acabas de llegar al blog y deseas leer desde el principio, busca en la barra lateral “ archivo del blog.”

Capitulo XI

Javier preparó una de las habitaciones de la planta de arriba, mientras ellas conversaban con Eduardo, sobre lo que le ocurrió a su mujer. El anciano decía que su mujer Isabel le había hecho muy feliz, que solo pudieron tener a Javier, puesto que ella tras el parto enfermó, le salió un cáncer de útero y tuvieron que extirpa todo, durante una buena etapa de su vida, no ocurrió nada, pero cuando su hijo estaba terminando su carrera su mujer empezó a encontrarse mal, y volvió a aparecer esa maligna enfermedad que se le había corrido rápidamente por todo el cuerpo y tan solo después del fatídico desenlace pudo disfrutarla 1 año más.
Pensó que se volvería loco, no soportaba la idea de estar sólo, dejó de comer, le explicaron que tenía una enfermedad, cosa que él negaba, llamada esquizofrenia (un trastorno fundamental de la personalidad, una distorsión del pensamiento. Los que la padecen tienen frecuentemente el sentimiento de estar controlados por fuerzas extrañas.) …. que él negaba……..
En ese tiempo, en el pueblo cercano habían denunciado varias violaciones, el individuo siempre actuaba con la cara tapada, así que nadie pudo identificar al agresor.

Tras esas terribles noticias, Javier decidió trasladarse con su padre, estuvo 6 meses antes cuidando de su madre y luego volvió a la ciudad pero….estando enfermo su padre y con esas violaciones por los alrededores, pensó que no podría estar solo allí ,y volvió.
En ese tiempo y con dudas Javier fue descifrando quién era el violador, aún con miedo y sin comentarlo con nadie hasta que estuviera seguro, tenía gran dolor, por que viendo las actuaciones de su padre descifró que él era el violador de esas 3 niñas.
Terminado la preparación de la habitación bajó al piso de abajo, no se fiaba de dejar a su padre solo con esas dos bellas mujeres.
Acompañó a su padre a su aposento, el anciano estaba cansado y dormía cuando ellas tocaron a la puerta.
Bajó de nuevo, Virginia no tenía sueño, así que empezó a preguntar a Javier sobre su carrera, sobre excavaciones realizadas en Egipto, sobre las famosas pirámides, sobre las momias, sobre los maravillosos objetos que guardaban en las tumbas, o de faraones como Tutankamon , Ramses…..
A Lucia también le atraía todo eso, siempre habían comentado la idea de poder viajar e investigar, pero en ese momento permaneció callada, vio que a su amiga le atraía ese muchacho y no quiso meterse por medio, como siempre que una u otra intuía que a la otra le gustaba alguien.
Estuvieron charlando los tres hasta el amanecer, cuando Javier comentó que deberían de echar una cabezadita, sino estarían rendidas para coger el coche en unas horas.

Les acompañó a su habitación se despidieron .. hasta dentro de un rato…, y las amigas entraron en la habitación, cerraron con llave ya que Javier les dijo que así lo hicieran.
Ya solas, se quitaron los pantalones y las camisetas, hacía calor, decidieron tumbarse tan solo con la ropa interior, Lucia dobló todo y lo puso en una silla que había, mientras Virginia se puso a cotillear lo que había por allí, jejejejeje.
Entonces dijo Lucia, que te ha parecido Javier, parece buena persona, pobre que haya tenido que renunciar a sus inquietudes para cuidar a su padre.
Virginia respondió que le gustaba, ya lo ví dijo Lucia , pero ten cuidado que te conozco, y tu te lanzas te emocionas y puedes hacerte daño, Virginia le dijo que tranquila que aún tenía la cabeza sobre los hombros.

Se quedaron profundamente dormidas, estaban cansadas, muy cansadas, habían salido pronto esa mañana a una gran aventura y desde luego .. fue buena, …. ahora dormitaban en una habitación de una casa de no se donde, con un anciano enfermo y un chico atractivo para una de ellas.
Entraba el sol por la ventana cuando Lucia despertó y miró la hora, eran las 8 de la mañana miró a su amiga y la dejó dormir, aún era pronto, no oía ningún ruido, se levantó se puso sus vaqueros y su camiseta, estaba deseando llegar a su casa, necesitaba pegarse una ducha, cambiarse de ropa, tumbarse en el sofá o tirarse al suelo con su amiga y recordar el día anterior, mientras….se apoyó en el rellano de la ventana y miró lo bonito que era todo lo que veía, ese campo inmenso, ese olor a hierba húmeda, no se atrevía a bajar, mejor esperar a su amiga, el anciano no le inspiraba ninguna tranquilidad ,y más cuando Javier les dijo que hicieran el favor de cerrar su puerta con llave, no fuese su padre a asustarlas porque no andaba bien.
Pasadas las 9 de la mañana, escuchó movimiento por la casa, así que decidió dulcemente despertar a Virginia, - mi niña guapa despierta dijo -,es tarde y los propietarios andan ya abajo jejejejeje.
Virginia se despertó empezó a desperezarse, cosa que siempre le había hecho gracia a Lucia, le recordaba a una niña pequeña cuando su madre la despierta, y siempre había sido igual desde que la conoció, se estiraba de tal forma que parecía que se fuera a romper.

Esperó a que se vistiera, en la habitación había una palangana de esas antiguas con un espejo, una pieza antigua y muy bonita, en el costado colgaba una toalla blanca (eso intentaba parecer) con una puntilla y unas iniciales “I&E”. Se miraron y susurraron Isabel y Eduardo, y rieron flojito.
Se lavaron la cara y más o menos como pudieron se peinaron,- debemos bajar bellas - dijo Virginia….jajajajajaja que petarda eres dijo Lucia.
Abrieron la puerta y comenzaron a bajar, allí las esperaban los dos caballeros, olía a café recién hecho y a tostadas, con el hambre que tenían…….. se sentaron como la noche anterior, y Javier les preguntó como querían el café, a Virginia no le gustaba mucho desayunar café, pero por apuro a preguntar que más cosa tenía respondió que las dos con leche.
Y allí entre bocado y bocado siguieron charlando sobre sus vidas, sobre las inquietudes que tenía Javier por viajar a Egipto, sobre las momias, las pirámides…….
Virginia se notaba que estaba muy cómoda, Lucia solo estaba pendiente de los pasos del anciano, que mal presentimiento tenía, le daba rabia tener esos pensamientos, si después de todo las estaban tratando muy bien, aunque el pobre anciano apenas gesticulaba palabra alguna……
Un saludito.
LEZ

6 comentarios:

Natacha dijo...

La juventud nos hace algo irresponsables y asumir riesgos innecesarios...Estoy segura de que esas dos chicas, hoy en día nunca pasarían la noche en una casa como esa... Pero, seguro que algo bueno sacarían de la experiencia.
Un beso, querida amiga.
Natacha.

Leznari dijo...

Has madrugado un montón petardilla,tienes razón la juventud hace irreponsable quizá por la inexperiencia, pero a la vez es emocionante vivir como Lucia y Virginia y de mayores.....recordar todo lo vivido, no crees?
Besitos mi niña guapa
LEZ

Tork dijo...

Es es tener demasiada confianza y más encima en un lugar que es de poco conocimiento para ellas, muy peligroso.
La verdad es que son unas irresponsables.
Lo bueno que ahora no creo que lo hagan como esa vez. ¿o estoy equivocado?


Besitos Leznari.

Leznari dijo...

Eran jovenes tork, no veían el peligro, creo que ahora siendo ya maduras no lo harian, jejejejeje
BEsitos.
LEZ

Fair Lady dijo...

Espero que hayan madurado estas dos elementos jajaja

Y ahora te vas de vacaciones y nos dejas con la miel en la boca... y la continuación???

Besitos guapa, te estaremos esperando

Bowman dijo...

Bueno, no está mal para un intermedio vacacional. La historia tiene muchísimos elementos que han quedado en suspenso hasta tu vuelta.

Por ahora, nuestras dos protagonistas han demostrado que no tienen pudor a meterse en un castillo ignorando la propiedad privada, que botella que encuentran se la echan al coleto, que en cuanto ven un lindo riachuelo se despelotan y p'adentro (bueno, he de confesar que, si puedo, yo tambien, je, je), que no tienen vergüenza para despertar a dos pobres trabajadores de su sueño para que les atienda, que sus economías no sufren en vacaciones porque se las ingenian para dormir por la cara en habitaciones dobles y que, si su anfitrión es un esquizofrénico violador simplemente dicen "ah, bueno" y siguen tran tranquilas y tan panchas...

¡Qué peligro tienen estas dos!

Menos mal que, además, parece que tienen una suerte enorme que hasta un acertante en solitario del bote de la lotería querría para sí.
:D

Espero impaciente tu vuelta y la continuación del culebrón.
Besos