"Todos los artículos que aparecen en este blog, son producto de la imaginación, no tienen nada que ver con hechos reales".

miércoles, 24 de septiembre de 2008

EN LOS SIGLOS XV - XVI Ocurria que.....

Al visitar el Palacio de Versalles, en Paris, observamos que el suntuoso palacio, no tiene baños.

En la Edad Media, no existían, cepillos de dientes, perfumes, desodorantes, y mucho menos papel higiénico. Las heces y orinas humanas eran tiradas por la ventana del palacio.En un día de fiesta, la cocina del palacio era capaz de preparar un banquete para 1500 personas sin la más mínima higiene.Vemos en las películas a la gente siendo abanicada. La explicación no esta en el calor, sino en el mal olor que exhalaban las personas por debajo de los vestidos (eran hechas a propósito para contener los olores de las partes íntimas porque no se lavaban).
Tampoco había costumbre de bañarse por la falta de calor en las habitaciones y de agua corriente. Así el mal olor era disipado por el abanico.Pero solo los nobles tenían lacayos que hacían esta labor. Además de disipar el aire también espantaban insectos que se acumulaban a su alrededor.


Quien ha estado en Versalles se ha maravillado con sus jardines, enormes y hermosos que en la época eran mas usados que contemplados ya que se usaban como retretes en las fiestas promovidas por la realeza, ya que no tenían baños y se reunía una gran cantidad de personas.En la Edad Media la mayoría de las bodas se celebraba en el mes de junio, al comienzo del verano.La razón era sencilla: el primer baño del año era tomado en mayo, así, en junio, el olor de las personas aun era tolerable. Asimismo, como algunos olores ya empezaban a ser molestos, las novias llevaban ramos de flores, al lado de su cuerpo en los carruajes para disfrazar el mal olor.
Así nace mayo como mes de las novias y la tradición deldel ramo de novia.
Los baños eran tomados en una bañera enorme llena de agua caliente. El padre de la familia era el primero en tomarlo, luego los otros hombres de la casa por orden de edad y después las mujeres, también en orden de edad. Al final los niños, y los bebes los últimos.

Cuando se llegaba a ellos ya se podía perder un bebe dentro del agua de lo sucia que podía estar.Los tejados de las casas no tenían bajo tejado y en las vigas de madera se criaban animales, gatos perros, ratas y otros bichos. Cuando llovía las goteras forzaban a los animales a bajar.

De esto nació la expresión llueven perros y gatos típica anglosajona.

Los más ricos tenían platos de estaño. Ciertos alimentos oxidaban el material y hacia que mucha gente muriese envenenada que, unida a la falta de higiene de la época se hacia muy frecuéntelos tomates, que eran ácidos y provocaban este efecto fueron considerados tóxicos durante mucho tiempo.
En los vasos ocurría lo mismo donde, al contacto con whisky o cerveza hacia que la gente entrara en un estado narcolepsico producido tanto por la bebida como por el estaño.Alguien que pasase por la calle y viese a alguien en este estado podía pensar que estaba muerto y ya preparaban el entierro.
El cuerpo era colocado sobre la mesa de la cocina durante algunos días y pasaba con la familia mientras ellos comían y bebían esperando que volviese en si o no.De esta acción surgió el velatorio que hoy se hace junto al cadáver.Los lugares para enterrar a los muertos eran pequeños y no había siempre suficiente sitio para todos. Los ataúdes eran abiertos y retirados los huesos para meter otro cadáver. Los huesos eran retirados a un osario. A veces al abrir los ataúdes, se percibía que el enterrado había arañado la tierra, había sido enterrado vivo.En esta época surgió la idea de, al cerrar el ataúd, agarrar a la muñeca del difunto un hilo pasarlo por un agujero del ataúd y atarlo a una campanilla sobre la tierra. Si el individuo estaba vivo solo tenia que tirar del hilo y sonaría la campanilla y seria desenterrado ya que una persona estaba al lado del ataúd durante unos días. De esta acción surge la expresión Salvados por la campana que usamos hoy día.
Saluditos.
LEZ

19 comentarios:

Joana dijo...

Hola Lez,
Es increible esta historia, no me puedo imaginar sin baños y lo sucio que era en todo en ese tiempo y lo que se cuenta del Palacio de Versalles, la primera vez que lo escuche y leí era casi una fantasia...
increible, pero cierto!
Besos y que tengas lindo dia!♥♥

Leznari dijo...

Ami me ocurrió como a ti, cuando empecé a indagar en estos siglos y cuidado!!! que eran cochinos jejejeje.
En fin sin comentarios, verdad?
Besitos guapa.
LEZ

Aguabella dijo...

LEZNARI

Tengo un post guardado sobre un tema parecido. También en Madrid ocurria algo parecido, tiraban las aguas por las ventanas y al grito de Agua va!! corriendo de un lado al otro.
Es impresionante como se podia vivir de esta forma,es facil pasar de lo malo a lo bueno pero si tuvieramos que padecer esto ahora que???

Me ha encantado el artículo.

Besitos

Leznari dijo...

Agua...bella!!! ya lo leí, y la verdad es que no se si ahora con la educación y los lujos con los que hemos aprendido a vivir podriamos soportar estar asi como en el siglo XV ó XVI.
Besines.
LEZ

ZP Nunca Mais dijo...

A mi las cochinadas del siglo XVI no me interesan. Me quedo con sus palacios y demás arquitecturas, con su música, su pintura y todo el arte habido y por haber.
En el siglo XVI serían unos cochinos pero hay que ver como entendían el arte, ese arte que ha llegado hasta nuestros días y con el que tanto nos maravillamos.
De todas formas, gente cochina la ha habido en el siglo XVI y en el XXI. Nosotros precisamente no podemos presumir de ser una generación excesivamente aseada. No hay más que poner la nariz a nuestro alrrededor.

Un beso.

Baby dijo...

Buenas Lez!
no hace falta remontarse al s XVI basta con volver la vista al Madrid de antaño escuchar el tan famoso "¡agua va!" jeje

Un saludo preciosa!

besos,
Baby

Leznari dijo...

Te apoyo ZP tienes toda la razón, el arte es hermosura, es poesía, y también es cierto qu hay gente muy cochina en la actualidad teniendo comodidades que antes no habia.
Un besito.
LEZ

Leznari dijo...

Jajajajaja Baby, en los pueblos aún existe ese dicho de Agua va!!!.
Besitos mi niña, te quiero
LEZ

fernando dijo...

Un post muy bueno que me ha servido para aprender algo nuevo. Un beso.

Leznari dijo...

A mi la historia me apasiona Fer.
Un besin.
LEZ

Martin dijo...

Que buena narración amiga del aseo personal y la higiene tenía conocimientos por haber leído algunos textos que aludían a esta falta.
En todo caso esta narración me gustó porque es mas completa.

Aparte que en la actualidad hay mucha gente que le hace el quite al aseo personal y cuando viajas en el metro uuuuufff, a veces me he tenido que bajar o cambiarme de carro.
Bueno tendrán sus razones.

Un besito Leznari.

La mujer semilla. dijo...

¡Con lo limpios que somos hoy en día!, y lo de ¡salvados por la campana!, espero que le sirviera a más de uno... uf, qué horrible encontrarse ahí dentro y saber lo que te ha ocurrido... ¡aaaah!

Leznari dijo...

No creo mi querido amigo Martin que haya una razón para asearse, puesto que en los tiempos que vivimos tenemos mucha facilidad para todo. Creo qu esas personas que huelen "MAL" son unos guarros,y no les importa si incomondan a la persona que tienen a su lado
Besitos.
LEZ

Leznari dijo...

Jejejejeje mi semillita, menos mal que nos ha tocado vivir en el siglo XXI, y tenemos toda clase de lujos desde bañeras a moviles sin contar con la deliciosa agua caliente, televisiones, videos ordenadores....
Que hariamos nosotros si nos quitaran todos estos lujos y nos remontaran al siglo XV?
Será un tema a debatir que os propondré.
Besitos dulces.
LEZ

Natacha dijo...

Genial, y muy interesante... no sé qué hubiera hecho yo en esa época... seguramente morirme de asco, jajaja.
Un besito, preciosa
Natacha.

Leznari dijo...

Jajajajaja Natacha, pues morirnos de asco fijo.
Besitos dulces.
LEZ

Bowman dijo...

¡Qué interesante! Hasta hoy no sabía por qué se decía "salvados por la campana". Y yo creyendo que era un simil pugilístico (el boxeador al que le están arreando una somanta de leches y que se libra de recibir más cuando suena la campana de fin del asalto).

Y tampoco sabía el por qué de "it's raining cats and dogs".

Lo de los olores y la higiene de la época sí lo sabía. Y ¿sabes que en Madrid existe la máquina del tiempo? Baja al metro, entra en un vagón en hora punta y enseguida te sentirás transportada a esos tiempos (con esos sobacos que cantan más que el orfeón donostiarra, o esos pelos sin lavar que ya hacen "casco" y que serían la envidia de Darth Vader...)

En algunos países árabes son más listos. Cuando las mujeres (al menos en Yemen) se reunen juntas, se colocan bajo las faldas unos incensarios (parecidos a los de misa). Les da agradable calorcito (como un brasero portátil) en sus "bajos" y mata el olor a tigre que debe haber ahí abajo. Al cabo de un ratito, se lo sacan y se lo pasan a la de al lado... y así va dando la vuelta por todas las mujeres de la reunión. Por cierto, los hombres no lo usan... ¡puag! ¡sus ladillas deben ser como centollos! A veces me pregunto cómo estos pueblos siguen procreando (y como nosotros pudimos sobrevivir a la Edad Media y multiplicarnos)

Leznari dijo...

Jajajajaja Bow que verdad dices, a ciertas horas el metro es el siglo XVI, no sabia yo lo de las mujeres de Yemen, pero amos... prefiero un buen bidé o una relajante ducha antes que un braserito portatil, en serio.
Saluditos.
LEZ

Leznari dijo...

Jajajaja FAIR esperemos al final para sacar conjeturas.
Besitos dulces.
LEZ