"Todos los artículos que aparecen en este blog, son producto de la imaginación, no tienen nada que ver con hechos reales".

lunes, 30 de marzo de 2009

CARTELES DE CINE (AFICHES)

Los afiches de cine tienen un encanto especial que jamás se ha perdido. Es la pieza impresa con la que se asocia una película, un elemento que se quiere conservar, coleccionar, exhibir.
Su poder de atracción se mantiene intacto hasta nuestros días, con esa mezcla de nostalgia y sugerencia, de síntesis gráfica y creatividad.



La historia del afiche cinematográfico se remonta a los orígenes del cine mismo, como un medio de comunicación simple, popular y directo.

Su mensaje puede ser solamente informativo o bien incluir elementos persuasivos, provocativos o tentadores y, tanto su evolución formal como la de sus contenidos, ha sido determinada por los contextos sociopolíticos o económicos de cada época, por las grandes corrientes artísticas, así como, por la evolución de la industria cinematográfica en sí misma.Es prácticamente impensable una película sin afiche y sin el obligado eslogan o frase publicitaria que lo acompaña: "Bebe de mí y vivirás eternamente" ('Entrevista con el vampiro'); "El amor nunca muere" ('Drácula'); "Un sueño en el que sobrevivir no es suficiente" ('Te amo Ana Elisa').Lo que raices no se atrevió a contar (Adios tio tom),Siempre nos queda Paris (Casablanca) El cartel anunció el nacimiento del cine y es por tanto su medio publicitario más antiguo.
Los de habla inglesa le llaman poster, los franceses afiche, los italianos y españoles cartel. Esta sencilla y a la vez impactante pieza promocional, sigue siendo hoy (113 años después) relevante a la hora de vender una película.
En los primeros afiches de los hermanos Lumiére vemos al público sentado frente a la pantalla; claro, el espectáculo en sí mismo era el objeto de atención. Pasada la primera época de registros documentales, la aparición del cine de ficción traslada el objeto a los contenidos temáticos y contextuales que permiten acceder inmediatamente a los contenidos del film. Luego, con la aparición del star-system, el objeto es la estrella y ellos se convierten en el tema central de los carteles, dejando en segundo plano los contenidos.Se podría pensar que ha pasado de moda, que no tiene la importancia de antes. Nada más equivocado.
Pese al avance de los medios, de nuevas tecnologías y de la aparición de formas de publicidad más sofisticadas, el cartel goza de muy buena salud. Cuando el cine nació, el cartel publicitario estaba en su esplendor y tuvo como precursores a artistas de la talla de Lautrec, Alphonse y Cheret, quienes tuvieron una estrecha relación con el teatro y los espectáculos de variedades, mas no con el séptimo arte.
Con la aparición del cine de autor y el arte pop, desde la década de los sesenta, la atención se centra en el realizador, en el film mismo y, también, en el diseño estético del cartel. Más tarde, todos estos elementos se alternan o superponen según los diferentes tipos de expresiones cinematográficas, resaltando los elementos más vendedores de cada producción en particular.Mediante dibujos, fotomontajes o diseños abstractos, los afiches invadieron los espacios urbanos intentando mostrar un mensaje para el público que abriera espacios a las manifestaciones artísticas asociadas.
Pues el cine no era valorado como expresión artística en un comienzo. El primer cartel que hizo historia, al contener una imagen de la película, fue 'El regador regado' (1896); pionero también al representar la primera película de ficción.
El cartel ha sido testigo del desarrollo de la industria cinematográfica. A través de sus estilos, formatos y colores, podemos rastrear los avances y acontecimientos del séptimo arte.
El comienzo de la historia de los carteles puede asociarse desde muy antiguo con las representaciones pictóricas que en distintos períodos de la historia se utilizaron para comunicar eventos, realzar figuras y representar sucesos de impacto social.Es así como encontramos varias inscripciones egipcias o sumerias. También los griegos hacían un uso similar al cartel al utilizar tablas de piedra grabadas para difundir sus textos oficiales y rodillos para anuncios. Más tarde, los romanos heredarían esta costumbre aunque introducirían el bronce, constituyendo una especie de muro encalado, dividido en rectángulos, donde insertaban los anuncios de los espectáculos.

El cartel no apareció como tal en Europa hasta el siglo XVI cuando comenzaron a aparecer calendarios y almanaques impresos. En 1630 varias ciudades europeas tenían ya periódicos. Pese a ello, el origen del cartel se puede hacer coincidir con la instauración de la libertad de prensa. Ya en la Revolución Francesa fue utilizado por los dos bandos como batalla de papel.
El cartel tipográfico no aparecería hasta 1793.La importancia que se le dio en el diseño a los primeros espectadores, la llegada del largometraje y del sonoro, la propaganda, los géneros. Con la aparición de la TV, los efectos, protagonismo y poder de convocatoria del afiche ser vieron disminuidos.Sin embargo, su utilización continúa siendo clave hasta hoy, pues es la más clara señal de identidad de un producto cinematográfico..

El cartel difunde la primera imagen de una película y contribuye a formar un concepto positivo o negativo. El publicista cinematográfico es consciente del poder que tiene el afiche para atraer al público indeciso y por eso su diseño debe expresar la esencia del filme que debe ser entendido por todos y en un tiempo muy breve.Pese a su aparente simplicidad, el cartel cumple múltiples funciones: de información, persuasión, urbana y ambiental.Sus tendencias actuales se orientan hacia el realismo y por tanto hacia la calidez optando por la eficacia publicitaria para captar el público más numeroso.La primera regla es no desorientar y ser suficientemente claro.
Bueno espero que os haya gustado este paseo por los carteles y afiches que son una más de nuestra historia.
Saluditos
LEZ

27 comentarios:

irene dijo...

Muchos de estos carteles son preciosos, incluso viendo alguno de ellos, al margen de otras cosas, casi he decidido en ir o no a ver la película.
Mientras estaba leyendo, pensaba en mi ídolo, Audrey Hepburn, y me ha gustado encontrar un cartel de ella, cómo no, es uno de los mitos del cine.
Un beso, Lez.

Aguabella dijo...

Me encantan los carteles de cine, conocí a un pintor que hacia estos carteles y me quede sorprendida de la habilidad que tenía para dibujar.

Un besito guapa

María Socorro Luis dijo...

De niña, hace ya tantos años, yo coleccionaba fotos de artistas y de películas , que nos regalaban en las salas de cine. Por un rato he vuelto a esos años, gracias a ti.

Cariños, Lez.

Natacha dijo...

Ya sabes que la mesa donde tengo mi ordenador está forrada de esos afiches maravillosos..
Sin duda me quedo (como emblemático) con el del Exorcista... tiene una fuerza impresionante... por aquí lo tengo, cerca del teclado, junto al de Casablanca y Alguien voló sobre el nido del cuco... aysss cómo molan todos...
Un beso, mi niña. Una bonita entrada.
Natacha.

Adrisol dijo...

me encanta observar los carteles, cuándo están bien hechos y con mucho color!!!!!!
gracias por esta difusión.

un super abrazo, reina

thot dijo...

Mi madre fue taquillera en un cine y siempre me traía los carteles que retiraban. No sé si tendré alguno todavía por ahí guardado...

Un beso.

Antonio dijo...

Hace mucho tiempo tenía una colección de afiches y fotos de cine, pero cuando en los cambios de casa se me extraviaron y no los pude encontrar, pero, al revisar una carpeta logré solo recuperar una foto de la película "La Pandilla Salvaje", de Cowboys.
Es verdad que todo lo relacionado con la cinematografía, tiene su encanto y me gusta mucho.

Buen tema querida amiga.


Un besito Lez.

Antonio dijo...

Lez pasa a mi blog "Todo Premio" para que retires tu premio.

Besitos Lez.

Rio Oria dijo...

A mi me pasaba como a Irene, que dependiendo del cartel, iba a ver la peli o no, En casa hay cantidad pues somos muy aficionados al cine y desde hace años los guardamos, a veces pienso en tirarlos pero siempre hay algo que me lo impide. Los pequeños son mas faciles de guardar pero los grandes, ay los grandes, al final en el trastero.
Un beso.
Olalla.

Leznari dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Leznari dijo...

Cualquier pintor nos sorprende Agua....bella, pero es cierto que la imaginación que deben poner para que la película será productiva es también sorprendente, de ellos depende que tengan una buena tirada en la calle ante las personas que inciten a verla.
Un besito.
LEZ

Leznari dijo...

Soco, no imaginas la cantidad de afiches que tengo yo en mi casa de la epoca en que trabajé con ello.
Un beso bellisima.
LEZ

Leznari dijo...

Tachita ya se como lo tienes jejeje y recuerdas cuando.....
Que buenos tiempos, codeandonos encima con actores y actrices de nuestra época, jejejeje.
Besitos mi niña.
LEZ

Leznari dijo...

A mi el cine me apasiona, tuve la suerte de trabajar con mi padre en el, y más tarde en una productora, asi que saber...se un poco jejejeje.
Un beso guapisima Irene.
LEZ

Pilar dijo...

hola Lez, guapisima.
Me encantan esos carteles, son de esas cosas nostalgicas que no te cansas de ver, como los recortables...¡ qué recuerdos ! yo hice un cuadro para la habitación de mi hija con esos recortables donde las niñas llevan enaguitas blancas de puntillas, jajaja...
Yo pondría uno en casa de " Adivina quén viene esta noche" o de alguna de los hermanos Marx tan divertidas.
Un beso,Lez guapa
Pilar

SUSANA dijo...

¿Que si me gustó?????

Es una entrada PRECIOSAAAA!!!!

Qué placer y cuánto disfruto de estas historias! Condensar la info en esa herramienta comunicacional ha sido desde siempre, un desafío para el creativo.

Se trata ni más ni menos que de un resumen que no solo pretende decir de la obra en cuestión, debe Seducir!!!

Un bellísimo paseo por el tiempo querida Amiga, muchísimas Gracias!

Mi enorme Abrazo para Vos!

Marinel dijo...

Siempre me encantó quedarme embobada mirando las carteleras para imaginar de qué iba la película...
No, no han pasado de moda, ni creo que lo hagan sinceramente,porque como tú bien has dicho,¿qué sería el cine sin afiches,carteles,etc?
Muy buen reportaje,Lez.
Besos.

Leznari dijo...

Hola Adrisol....pues imaginate a mi...que he crecido rodeada de ellos.
Me encanta el cine....y todo lo relacionado con él, tuve a mi lado a un buen profesor que me explico muchas cosas.
Un beso.
LEZ

Leznari dijo...

Thot, yo aún conservo un montón de carteles y afiches (que eran los pequeños) tengo una carpeta con ellos.
Cuando los veo...me traen hermosos recuerdos.
Un beso.
LEZ

Leznari dijo...

Coincidimos en ello Antonio, inclusive tengo carteles para poner en las cintas de VHS,aqui en Madrid en el casco antiguo hay una tienda que vende afiches...postales...discos de vinilo etc etc...suelo pasar y cuando lo hago me tiro horas mirandolo todo.
Es espectacular ver tantas cosas antiguas, es precioso.
Un fuerte abrazo.
LEZ

Leznari dijo...

Voy volando Antonio, y gracias por el premio.
Un beso.
LEZ

Leznari dijo...

No los tires Olalla y cuando te entren ganas acuerdate de mi...a mi me encantan y colecciono aún.
Un fuerte beso.
LEZ

Leznari dijo...

Ay Pilar, los recortables!!!! cuantas horas he pasado yo jugando con ellos y siendo ya mayor con mi hija, sentadas en el suelo de su habitación....siempre he sido muy muñequera y tanto las muñecas como todo lo relacionado con ello me fascina..y que decir del cine...si me he criado vinculada a todo lo relacionado con ello.
Un beso muy fuerte.
LEZ

Leznari dijo...

Mi querida Susana!!! me alegra que te haya gustado esta entrada, más aún sabiendo como llevas enfocado tu blog.
Un cariñoso beso.
LEZ

Leznari dijo...

Mi querida Marinel!!!
el cine me apasiona, la pena es que con tanto pirateo, apenas vamos a ver una buena pelicula en la gran pantalla, pero cuando en escasas ocasiones voy con mi marido me quedo embobada viendo la gran imagen y el sonido, que hace sentirte dentro viviendola a la vez.
Es todo un mundo diferente, sentada en una butaca.
Un beso guapa.
LEZ

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Yo soy un fan de ellos. Antes se usaban mucho más y tenían más popularidad, pero hoy en día han perdido algo de peso debido a la era digital. Un abrazo.

Leznari dijo...

Yo también soy fans Fernando, me crié rodeada de todo lo relacionado con los medios de comunicación.
Un beso.
LEZ