"Todos los artículos que aparecen en este blog, son producto de la imaginación, no tienen nada que ver con hechos reales".

martes, 3 de marzo de 2009

SINESTESIA

La sinestesia es una facultad poco común que tienen algunas personas, y consiste en experimentar sensaciones de una modalidad sensorial particular a partir de estímulos de otra modalidad distinta.
Se han descrito casos de personas que ven los sonidos de colores, otras a las que ciertas formas le producen olores o sabores particulares, etc. No obstante, la sinestesia se puede producir dentro de una misma modalidad sensorial. Por ejemplo, las letras, los números o las palabras, pueden producir la experiencia subjetiva de colores particulares. De hecho, este último tipo es el más abundante.
El estudio de la sinestesia es muy interesante, tanto desde una perspectiva psicológica como neurocientífica, no sólo como fenómeno interesante en sí mismo, sino como una puerta por la que adentrarnos en el estudio de la percepción, la conciencia, y en la base neural de esos procesos.
Además, las personas sinestésicas suelen tener reacciones emocionales negativas cuando los estímulos, p.ej. una letra, E, o un número, 8, están de un color diferente al que ellas ven en él. De ahí que este fenómeno sea igualmente interesante para el estudio de las emociones.
El cerebro es el órgano encargado de recibir y procesar toda la información sensorial que nos llega. La visión que cada uno de nosotros tiene del mundo que nos rodea se debe a la manera en que el cerebro maneja los datos proporcionados por los cinco sentidos.
Por esta razón, cada uno de nosotros puede interpretar cierto estímulo de forma distinta. Sin embargo, hay personas cuya visión del mundo es muy diferente de la del resto. Personas que asocian colores a los sonidos, huelen palabras o palpan la música. No es una enfermedad, estas personas simplemente ven la naturaleza de una forma distinta.


Carol Crane es sinestésica. De niña sabía que era distinta al resto de la gente. Cuando escucha música no sólo oye los sonidos, los siente en su cuerpo. Para ella, el sonido de la guitarra es como una ráfaga de aire en los tobillos, el piano es una ligera presión en el pecho y la música jazz es como una lluvia suave. Pero no sólo eso.
Ella ve cada número de un color distinto. Por ejemplo, el número cinco para ella es de color verde. Hay quien saborea palabras, como James Wannerton, para quien el nombre Nueva York sabe a huevos pasados por agua mientras que Londres sabe a puré de patatas con muchos grumos. Su caso es más común de lo que puede parecer. Se estima que hay un sinestésico por cada 500 personas en los casos más simples, cifra que se eleva a uno entre 15000 para los casos más raros. Sin embargo, alrededor de la mitad de las personas pueden tener una forma básica de sinestesia al asociar, por ejemplo, sonidos agudos con colores brillantes y sonidos graves con colores oscuros.
También se cree que en bebés de hasta tres meses este fenómeno puede ser común y es más tarde cuando el cerebro aprende a separar los estímulos.La palabra sinestesia procede del griego syn (junto) y aistesis (sensación) por lo que viene a significar algo así como “la unión de las sensaciones”. Aunque existen casos de sinestesia documentados desde hace más de 300 años, no ha sido hasta finales del siglo XX cuando su estudio se ha extendido. Ahora ya se sabe que hay más mujeres que hombres sinestésicos y que hay familias con varios casos entres sus miembros.
Por tanto, parece haber un cierto componente genético para la sinestesia.
Las investigaciones del Dr. David Eagleman tratan de comprobar este punto recopilando información de árboles genealógicos de sinestésicos. De esta forma se ha comprobado que el gen responsable de este fenómeno se encuentra en el cromosoma 16 y se trabaja para secuenciarlo.Cada sinestésico ve el mundo de forma distinta ya que se han clasificado hasta 19 tipos distintos de sinestesia. Los más comunes consisten en asociar números o palabras con colores mientras que los más raros asocian el tacto con sabores u olores.
El mecanismo por el que se produce este fenómeno se estudió por tomografía por emisión de positrones. De esta manera se comprobó que en el caso de los sinestésicos al decir números se activan no sólo las áreas del cerebro responsables del lenguaje, sino también las correspondientes a la vista o el tacto.Parece claro que el origen de la sinestesia está en el cerebro, pero no así el mecanismo por el que se produce. Hay dos teorías sobre la causa de la sinestesia. Según la primera, un sinestésico tiene más conexiones físicas en el cerebro, lo que permite “enlazar” los estímulos que proceden de distintos sentidos. Según la segunda teoría, el número de conexiones en el cerebro es el mismo, pero el nivel de inhibición bioquímico es distinto por lo que se pueden producir las conexiones cruzadas que llevan a enlazar las distintas sensaciones.Además de ser una oportunidad de entender un poco mejor cómo funciona nuestro cerebro, la sinestesia puede permitirnos averiguar cómo se produjo el salto evolutivo que condujo al desarrollo del lenguaje.
Saluditos.
LEZ

43 comentarios:

Natacha dijo...

Vaya, Lez, qué interesante. No conocía bien los términos de esta "facultad" de algunas personas... tengo que reconocer que cosas de ese tipo me han pasado alguna vez... pero siempre he pensado que "eran cosas mías.." jeje.
Un besito, mi niña.
Gusto verte de nuevo por aquí.
Natacha.

Fair Lady dijo...

Vaya entrada para tu regreso Lez, interesantísima!! No tenía ni idea que existierán tantas habilidades, es increíble. Aunque intuía algo porque mi hija mayor "huele" absolutamente todo antes de proseguir, como p. ej. oler los alimentos, oler las prendas, oler cualquier utensilio, libro, lápiz o lo que sea. Le pregunté un día porqué olía todo antes de usarlo y me contestó: "no lo sé mamá, pero según el olor, sé si me gusta o no:-)

Un besito mi niña, me alegra que estés de vuelta.

ZP Nunca Mais dijo...

No sabía que tuviese este nombre, pero he conocido y conozco a varias personas con esta "facultad", en concreto músicos. Me decían que veían el sonido, y que cuando estaban en una habitación veían como ciertos sonidos "rebotaban y chocaban" contra las paredes. Nunca le presté demasiada atención a estas cosas, pero ahora que tú lo has puesto aquí, ya sé de qué se trataba.

Un beso

Isabel dijo...

Pues es muy interesante este artículo, a mi me ocurre algo de eso que explicas, pero nunca supe porqué, sobre todo me pasa con los sonidos agudos, los relaciono con colores brillantes. Gracias por presentarnos a "sinestesia".Un beso

María Socorro Luis dijo...

Lo primero Lez, un cálido y muy fuerte abrazo de reencuentro. Ánimo, cielo.
Tu post muy interesante. Hasta siempre.
Soco

Antonio dijo...

Muy buen post amiga, te fuiste en la profunda con un tema científico y la verdad que tiene toda la reazón este artículo, siempre es el olor a las cosas que siento y según me agraden las como, al igual con las prendas y con determinados artículos, etc.o simplemente un determinado color en alguna habitación, casa, patio, etc. donde me daba calidez, el sentirme bien acogido.
Me alegro que hayas vuelto amiga, estoy muy contento.
Un besito Leznari.

Adrisol dijo...

hola lez!!!!!!!

que interesante tu artículo..........no conocía lo que cuentas.
gracias por compartirlo!!!!!
un gran abrazo, amiga

Aguabella dijo...

Precioso post Lez, es interesantisimo, había escuchado que algunas personas no solo sienten la musica sino que también la pueden ver... pero tu artículo me ha dado la oportunidad de conocer más a fondo este tema.

Un beso reina

Leznari dijo...

El tema cuando lo oí, me pareció interesante, quizá por ello quise compartirlo con vosotros mi querida Natacha.
Un besito niña.
LEZ

Leznari dijo...

Hola FAIR,quién en un determinado momento no ha sentido eso?
Pienso que muchos identificamos colores con olores, con gusto, con formas.....
Un besito guapisima.
LEZ

Leznari dijo...

Hola ZP, cierto....pienso que la música va unida al color, muchas veces cuando me siento relajada y escucho mi música preferida ha veces me ocurre...imagino notas con colores.
Que conste que no tengo esta enfermedad, pero quien la tenga como no es nada peligrosa debe ser bello ver y sentir a la vez.
Un besito.
LEZ

Leznari dijo...

Hola Isabel, ya de vuelta a mi rincón para seguir compartiendo con todos vosotros ese café espumoso con algún agradable dulce jejejejeje.
Me alegro que tu puedas sentir ese maravilloso mundo rodeada de sonido y a la vez color.
Un besito linda.
LEZ

Leznari dijo...

Gracias Soco por ese agradable abrazo, yo también te mando a ti uno muy fuerte con un cálido beso.
Me alegra que te haya parecido interesante el articulo.
Un besin.
LEZ

Leznari dijo...

Hola Antonio, primero gracias por el apoyo que he recibido de ti.
Es bonito sentir a la vez olor, color calidez etc, verdad?
Considero que todos de una u otra manera tenemos esa enfermedad.
Que aunque no sea peligrosa quién la tenga debe gozar el doble que los demás.
Un abrazo.
LEZ

Leznari dijo...

Gracias Adrisol.... un beso muy fuerte también para ti, sabes que te aprecio un montón?
Muacksssss.
LEZ

Leznari dijo...

Mi querida Agua....bella ya de nuevo por aqui, que mejor que agasajaros con un bonito tema como este, donde se nota que el color y el olor van tan unidos.
Un beso muy grande.
LEZ

Lola Torres Bañuls dijo...

Hola

Ya estas. Lez ya estas reseñada mi blog.

ME alegro de tu vuelta.

Un abrazo.

Leznari dijo...

Hola Lola un besito grande para ti.
LEZ

fernando dijo...

Increíble. Yo no tengo esa capacidad ni facultad, seguro. Soy más bien torpe. Un beso.

fernando dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Adrisol dijo...

hola querida lez!!!!!!!!!!
claro que sé, que me aprecias.............
sábes que te aprecio un montón???????????
un abrazo, diosa

Patricia Gold dijo...

Hola Lez...
No te olvidé y vine a visitarte.
Ya sabrás de mi regreso..
Me quedé super concentrada en tu post.
Conocia algo de la sinestesia pero no tanto!
Es increíble como perciben esas personas.
Me gustó la palabra diferente. Todos lo somos, no??..:)..
Te felicito es un post muy informativo y que atrapa.
No se si conozco a alguien con esas posibilidades.

te dejo un gran abrazo, ya nos cruzaremos otra vez.
Patry

Marinel dijo...

Lez, te veo en plena forma, de lo cual me alegro enormemente.
La sinestesia es un tema apasionante,que parece incluso algo irreal,pero quizá por lo sorprendente de esos estudios sensoriales que hacen a las personas que los poseen, muy...digamos particulares...casi únicas y excepcionales.
Creo que un algo de sinestésicos tenemos todos,porque quién no ha tenido alguna experiencia de este tipo,por leve que sea?
Me encanta que hayas vuelto.
Un beso.

Leznari dijo...

Hola Fernando, creo que todo el mundo de alguna manera tiene esa facultad, seguro.
Un besito.
LEZ

Leznari dijo...

Un beso enorme para ti Adrisol.
Muackssssssssssssssss
LEZ

Leznari dijo...

Mi querida Patricia, que alegría me ha dado verte pasear por mi rincón...hacia tanto tiempo, espero que estes genial.
Un besote muy grande pasaré a visitarte y deleitarme con tus preciosos escritos.
LEZ

Leznari dijo...

Hola Marinel, bueno......en plena forma aún no estoy, la herida sigue abierta pero procuro que poco a poco intente cicatrizar, aunque como es lógico no olvidar.
Es cierto que la sinestesia es algo ejemplar, siendo una enfermedad no es tan dañina como otras y encima los enfermos disfrutan doblemente de las cosas por mezclar sonidos con colores, no crees?
Un beso muy grande.
LEZ

Rio Oria dijo...

Todas las "estesias" tienen en comun la hipersensibilidad. Anestesia, parestesia, sinestesia--.....
Vivimos en un entorno de standares.
lo que pasa de 10 o está por debajo de 5 es "raro".
Beethoven dicen que era sordo, ¿de donde vino su genialidad musical?
En determinadas situaciones una persona, sin ayuda química soporta el dolor.
Los excesos de sensibilidad, que pueden ser maravillosos, requieren ser controlados.
Recuerda los efectos estesicos del LSD y otros productos.
Me preocupan estos temas por no decir apasionan por el respeto que me producen.
Hasta pronto
Ramón.

thot dijo...

Es muy interesante. No había hablar nunca de eso. A mí me pasa a veces, estando en el trabajo, que cuando suena mi teléfono y veo en la pantalla el núm. de mi jefe, siento los colores de infierno y sensaciones muy raras. Será sinestesia ??? jejejeje...
Un besazo

Leznari dijo...

Hola Ramón, hacia tiemp que no nos visitabamos me alegra verte por aqui.
A mi me apasionan estos temas, hay que ver las cosas tan raras que existe en el ser humano.
Un afectuoso abrazo.
LEZ

Leznari dijo...

Jejejeje Thot, fijo que padeces esta enfermedad.
Un beso.
LEZ

Lola Torres Bañuls dijo...

Vaya es superinteresante.

No conocía yo esto.

fernando dijo...

besos y feliz fin de semana

Leznari dijo...

Hola Loli, si....coincido contigo por eso publique este articulo, cuando lo escuché me gustó enterarme de como vive una persona con esta enfermedad.
Un besito.
LEZ

Leznari dijo...

Buen fin de semana para ti también Fer.
Un besito.
LEZ

irene dijo...

Es curiosísimo todo lo que expones, no sabía que existiese la sinestesia, pero el cerebro me parece tan desconocido, que no me sorprende nada de lo que se pueda llegar a descubrir, dicen que la mayoría de los humanos no utilizamos ni la décima parte de él.
Yo a lo único que he llegado alguna vez es a la asociación de ideas, y si oigo o leo que en el campo llueve, me parece oler a tierra mojada, alguna vez me pasó.
Muy interesante Lez, un beso.

Maria Giacobone Carballo dijo...

Es realmente muy interesante...y se que es asi, un hijo mio "ve" la musica... Un placer mi primer vista, regreso pronto..
Feliz Día de la Mujer!!!
Las mujeres tejemos la red que sostiene el mundo…
Besote,
María
http://www.recuerdodevenus.blogspot.com/

Fair Lady dijo...

Pasaba a ver qué tal tu "sinestesia", por si habías olido que tienes un "Meme" en mi blog, jajaja, sin ningún compromiso, claro, sólo para entretenerte un ratito :-)

Un besito guapa, espero que todo bien...

Leznari dijo...

Hola Irene,si, es cierto que es una enfermedad complicada pero a la vez muy interesante,el sentir y ver a la vez colores y olores, son dos sentidos perplejos para que tengan tanta coordinación.
Un beso fuerte.
LEZ

Leznari dijo...

Hola María, gracias por vnir a visitarme y gustarte mi rincón, no puedo decirte nada entonces relcionado con esta enfermedad ya que tu la conoces desde bien cerca.
Un saludo.
LEZ

Leznari dijo...

Jejejj FAIR, mi olfato no llega a tanto, asi que gracias por venir tu a avisarme, pasaré a visitarte.
Un besote.
LEZ

Bowman dijo...

Bueno, puede ser enfermedad o no, según el caso.

Pero tambien imagino que, de pequeños, todos somos sinestésicos en potencia, cuando nuestro cerebro se está formando y, con nuestro aprendizaje, se van formando las uniones neuronales.
Ya sabes, aquellas que no se usan, desaparecen. Y creo que durante nuestro aprendizaje, las funciones sensoriales se van separando unas de otras, aunque no siempre sucede así.

Restos de esta sinestesia potencial (siempre supongo e imagino, no lo sé a ciencia cierta pues soy absolutamente ignorante de estos temas... NS/SC ja, ja) son aprovechados en los métodos educativos. ¿Quien no ha tenido de pequeño ese piano o esa guitarra infantiles con puntos de colores? Así aprendía yo a tocar la guitarra (aunque no llegué lejos con mis muñones).

En diseño y publicidad se utiliza mucho tambien esta interconexión de sentidos: colores que relajan (verde), colores cálidos (rojo), colores fríos (azul), etc. relacionando el cromatismo con la temperatura o los stados anímicos. Tambien sonidos escogidos que nos intentan transmitir estos otros sentidos. Imágenes que nos transmiten olores (aunque sea por simple asociación), etc.

Aún recuerdo el equipo de luces psicodélicas (como las de las discotecas) que se construyó un amigo cuando jugábamos con la electrónica: conectadas al equipo de música, se iluminaban tres bombillas de diferente color, según el volumen de graves, medios y agudos. Podías ver los tonos de la música.

Nadie da duros a cinco pesetas y nos regimos por la ley del mínimo esfuerzo por lo que, si estas cosas no funcionaran (si no tuviéramos una mínima capacidad para mezclar sentidos) no existirían.

Por eso pienso que la sinestesia es una cualidad natural humana, aunque a veces se sale de madre, imposibilitando a la persona para interpretar correctamente los sentidos, y es entonces cuando se la nombra como enfermedad.

Besitos

Leznari dijo...

Hola Bow....ufff me despisté y no había visto tu comentario.
Quizá tengas razón,puede ser que de pequeños, todos seamos sinestésicos cuando nuestro cerebro se está formando,pero es tan complicada esta enfermedad que no se puede definir bien quien es o no sinestesico, ya que de alguna manera casi todas las personas en un momento de nuestra vida hemos experimientado cosas asi.
Es cierto que siempre relacionamos colores o sabores con tonos fuertes, suaves...agradables....dolorosos, y si te inclinas por ahi, pues quizá todos somos sinestesicos, no crees?
Pero no me he puesto a pensar si es asi o no....simplemente me gustó el tema y quise compartirlo con vosotros, pero ay ay ay ay BOW:P ahora me dejas con la duda de si todos somos o no;).
Besitos.
LEZ