"Todos los artículos que aparecen en este blog, son producto de la imaginación, no tienen nada que ver con hechos reales".

miércoles, 1 de octubre de 2008

ALZHEIMER

Ultimamente se habla mucho de el ALZHEIMER, conozco varios casos de amigos que por desgracia tienen algún familiar con esta dichosa enfermedad, y hoy leí una frase muy acertada de un doctor que me ha hecho recapacitar y por eso os voy a informar un poco de este mal del sigo XXI, aunque hay muchos más, hoy solo dedicaré este articulo al ALZHEIMER.
El Dr. Drauzio Varella, dijo en cierta ocasión:
'En el mundo actual se está invirtiendo cinco veces más en medicamentos para la virilidad masculina y silicona para mujeres, que en la cura del Alzheimer. En algunos años, tendremos viejas de tetas grandes y viejos con el pene duro, pero ninguno de ellos se acordará para que sirven.'

Ahora bien sabemos que es el ALZHEIMER?

La enfermedad de Alzheimer es una demencia que cuenta ya con más de 100 años de historia. En noviembre de 1901 ingresó en el hospital de enfermedades mentales de Frankfurt una paciente de 51 años de edad llamada Auguste Deter (Augusta D), con un llamativo cuadro clínico de 5 años de evolución.
Tras comenzar con un
delirio celotípico, la paciente había sufrido una rápida y progresiva pérdida de memoria acompañada de alucinaciones, desorientación en tiempo y espacio, paranoia, trastornos de la conducta y un grave trastorno del lenguaje. Fue estudiada por Alois Alzheimer, y más tarde por parte de médicos anónimos. Falleció el 8 de abril de 1906 por una septicemia, secundaria a úlceras por presión y neumonía.

El cerebro de la enferma fué enviado a Alzheimer, que procedió a su estudio histológico. El 4 de noviembre de 1906 presentó su observación anatomoclínica con la descripción de placas seniles, ovillos neurofibrilares y cambios arterioescleróticos cerebrales. El trabajo se publicó al año siguiente con el título "Una enfermedad grave característica de la corteza cerebral". La denominación del cuadro clínico como enfermedad de Alzheimer fue introducida por Kraepelin en la octava edición de su "Manual de psiquiatría", en 1910.
Alzheimer describió su segundo caso en 1911, fecha en la que también aparece una revisión publicada por Fuller, con un total de 13 pacientes con enfermedad de Alzheimer, con una media de edad de 50 años y una duración media de la enfermedad de 7 años.
Las lesiones
histopatológicas del cerebro de Augusta D han podido ser estudiadas de nuevo y publicadas en 1998 en la revista Neurogenetics. En este trabajo no se han encontrado lesiones microscópicas vasculares, existiendo solamente placas amiloideas y ovillos neurofibrilares, lesión ésta última descrita por primera vez por Alzheimer en este cerebro.

La Enfermedad de Alzheimer, la causa más frecuente de demencia en los ancianos, es un trastorno grave, degenerativo, producido por la pérdida gradual de neuronas cerebrales, cuya causa no es del todo conocida. Se trata de una enfermedad muy rara en los pacientes jóvenes, ocasional en los de mediana edad y más frecuente a medida que se cumplen años.
La enfermedad afecta a las partes del cerebro que controlan el pensamiento, la memoria y el lenguaje. Aunque cada día se sabe más sobre la enfermedad, todavía se desconoce la causa exacta de la misma y hoy por hoy
no se dispone de un tratamiento eficaz.

La demencia es un trastorno cerebral que afecta seriamente a la habilidad de una persona para llevar a cabo sus actividades diarias. Es una deficiencia en la memoria de corto plazo -se olvidan las cosas que acaban de suceder- y a largo -se eliminan los recuerdos-, asociada con problemas del pensamiento, del juicio y otros trastornos de la función cerebral y cambios en la personalidad.
Los síntomas de la demencia incluyen la incapacidad para aprender nueva información y para recordar cosas que se sabían en el pasado; problemas para hablar y expresarse con claridad, o para llevar a cabo actividades motoras o para reconocer objetos. Los pacientes, además, pueden sufrir un cambio en su personalidad y pueden tener dificultades para trabajar o llevar a cabo las actividades habituales. En ocasiones pueden presentar síntomas similares a la depresión (como tristeza o problemas de adaptación) o a la ansiedad.

Como podemos ayudar a un enfermo de Alzheimer?

La musicoterapia mejora el bienestar de los pacientes gravemente enfermos.

Permanecer sociable podría mantener la demencia a raya.

Placas del Alzheimer disminuyen con la terapia para la diabetes.

La capacidad de memoria del cerebro es mucho mayor de lo que se creía.
Y sobre todo si alguien tiene la mala suerte de convivir con el Alzheimer, dar mucho amor a la persona que lo padezca, aunque se crea que no lo entiende, yo creo que en interior en los momentos lúcidos lo recordaran.
Saluditos
LEZ

24 comentarios:

ZP Nunca Mais dijo...

Así es, Lez.
El maldito alzheimer, una maldita enfermedad que con solo nombrarla ya se le ponen a uno los pelos de punta. Y como bien dices, las instituciones se gastan más dinero en ponerle unas tetas a un tío que en esta enfermedad. Lo que más me horroriza es que no sabemos todavía como atajarla y por no saber tampoco sabemos si los que la padecen tiene conciencia de lo que sucede a su alrrededor. Por no hablar de los familiares que cuidan de esta clase de enfermos, lo cual sería capítulo aparte.

Un beso.

Leznari dijo...

Si, los familiares es un capitulo aparte que quizá toque más adelante, ZP.
Me da tanta pena esas personas que la padecen.....y aún me da más pena que no se haya encontrado una solución antes este mal, pero claro hay tantas enfermedades en estudio, tan dificiles de atajar...
Besitos amigo virtual.
LEZ

SUSANA dijo...

Excelente Post Lez, y muy necesario!

Creo que la mayoría de nosotros conocemos poco de esta enfermedad y sus síntomas. Tampoco sabemos de la forma en que podemos ayudar a mejorar las condiciones del enfermo.

He leído con mucha atención la información y te la agradezco muchísimo!

Recibí este enorme beso que te dejo, querida Amiga!

fernando dijo...

Se debería invertir en todas las enfermedades y, sobre todo, en aquellas que resultan muy complicadas de curar. Un beso.

Leznari dijo...

Gracias Susana, creo que de vez en cuando hay que recordar que aparte de todas las cosas buenas que nos puedan ocurrir, también hay cosas malas que deberiamos arreglar, aunque en este caso es dificil.
Besitos suaves guapa.
LEZ

Leznari dijo...

Exacto Fer, se deberia de invertir más, aunque considero que lo estan haciendo pero es dificil de acertar con esta, el cerebro es tan complicado......
Besitos.
LEZ

Elsis dijo...

Lez, me pareció muy interesante este post.
Aconsejan para evitar este mal, mantener la mente activa, pero quién garantiza que no la vayamos a padecer?...
Gracias por compartir esto tan importante.

Besitos, querida amiga!!!

Adrisol dijo...

gracias por expandir algo tan importante como esta enfermedad!!!
Creo que va creciendo en esta época, y vale estar informado.
Soy asistente terapéutico y hay mas personas con este mal, que las que pudiésemos imaginar. El trabajo es arduo y lento, tratando de desarrollar las lucecitas prendidas que quedan en su cerebro.
Hay que pedir mucho amor y comprensión por parte de los familiares, es lo más difícil de conseguir!!!!!!!!
besos............

Leznari dijo...

Hola Elsis guapetona, si es cierto que es interesante y más ahora que salió a la luz y sabemos más acerca de ella.
Besitos
LEZ

Leznari dijo...

Hola Adrisol,gracias por compartir con todos el conocimiento que tienes tu sobre dicha enfermedad.
Por desgracia conozco varios casos y efectivamente lo más importante es demostrarles amor, mucho amor.
Saluditos
LEZ

Martin dijo...

Muy interesante esta publicación amiga, es una enfermedad bastante penosa.
Imagina todo el dinero que se malgasta en campañas políticas y de otra índole.

Lamentable amiga.

Un besito Leznari.

La mujer semilla. dijo...

La vejez es una etapa de la vida muy importante que el ser humano ha ido dejando de lado, así también las enfermedades. Parece como si dejáramos de ser personas al llegar a la vejez.

Leznari dijo...

Hola Martin me alegra mucho verte por aqui, es cierto que es una enfermedad muy penosa,vivimos en un mundo con muchos adelantos pero a su vez con muchas nuevas enfermedades.
Besitos
LEZ

Leznari dijo...

Holitas "Mujer" no pienso como tu, no es que parezca que dejamos de ser personas al hacernos mayores, sino que nosotros y nuestra descendencia tratamos y nos tratan de una manera diferente por ser mayor.
Besitos.
LEZ
PD: Es mi opinión

Así está Murcia dijo...

Muy importante lo que dices, ojalá pronto se hallen curas para todas estas enfermedades

Leznari dijo...

Si Murciano, ojalá encuentren pronto alguna solución efectiva para esta enfermedad.
Besitos.
LEZ

Fair Lady dijo...

Cuánta verdad hay en la frase del Dr. Drauzio, es vergonzoso que se preocupen más por tener la escopeta en funcionamiento constante, que invertir en causas tan importantes y preocupantes como es el
Alzheimer.

En mi caso no tengo nadie cercano con esta enfermedad pero sí me han comentado otros conocidos que tienen algún familiar, horrible como una persona se apaga lentamente.

Buena entrada Lez. Un besito guapa.

Leznari dijo...

Si Fair, es horrible ver como un ser querido se va apagando poco a poco, como sufren los familiares, ojalá encuentren pronto soluciuones para enfermedades asi, para enfermedades como el cancer, (cada vez más casos) etc..etc.
Besitos gatita.
LEZ

Natacha dijo...

Una terrible lacra. Dificil puesto que el cerebro una vez que empieza a perder parte de su actividad.... es muy dificil de recupera, frenar o curar...
La investigación debería dirigirse a la prevención....
Triste para todos. Los que lo sufren y mientras son conscientes, sufren horrores, y los familiares porque no saben muy bien cómo actuar...
Un besito, mi niña. Que no nos toque nunca de cerca.
Natacha.

Leznari dijo...

Efectivamente mi querida Natacha, que no nos toque nunca de cerca, porque es una verdadera pena.
Besitos azucarados...jejeje
LEZ

Marinel dijo...

Me llega al alma especialmente este post tuyo.Mi madre comenzó con Alzheimer y fue degenerando en un par de años de forma vertiginosa, pero era diabética y creo que a pesar de tener episodios que recuerdo con tristeza, no llegaron a ser abrumadores y casi siempre se acordaba de nosotros y de lo mucho que la queríamos y nos quería.
Murió antes de que la enfermedad la deteriorase del todo y pudo demostrarnos su amor hasta el final.
Hoy, viendo a amig@s que tienen casos graves, lamento infinitamente no tenerla, pero sé que ella hubiese preferido no verse así.
Es tristísimo ver a una persona de este modo, y saber que no hay nada que erradique este mal.Al menos por ahora.
¡Ojalá se piense menos en siliconas y más en las verdaderas enfermedades que nos acorralan!
Un beso.

Leznari dijo...

Siento mucho Marinel que lo hayas vivido en tus propias carnes, es tan triste.....
Ojalá como he repetido en este articulo varias veces, encuentren pronto una solución ante este problema.
Un fuerte beso.
LEZ

Bowman dijo...

Quizás diga algo duro pero, igual que desearía que alguien querido tuviera mis cuidados si tuviera esa enfermedad, me fastidiaría enormemente ser yo mismo una carga así. De modo que hace tiempo que pienso que, si me cae tal condena y tengo algún momento de lucidez, lo aprovecharé para acabar con mi vida. Al fin y al cabo, si ni siquiera la recuerdo...

Afortunadamente, no me ha tocado de cerca en familiares ni seres queridos (excepto una tía que vive lejos y, por tanto, no fui partícipe de su sufrimiento). Pero me han tocado otros problemas "mentales" de cerca y es un sufrimiento tal que no deseo que los demás lo sufran jamás por mi causa.

Me dan mucha lástima este tipo de enfermedades. Recientemente tuve un episodio en el que un señor mayor, absolutamente desconocido, me paró por la calle y pe preguntó si podía acompañarle a su casa. Como apenas podía moverse, amablemente le cogí del brazo y me ofrecí, por supuesto pero... ¡es que no recordaba dónde vivía! ¡ni siquiera quién era! Creo que ya lo conté en alguna parte, probablemente a Natacha.

Es un episodio que no me gusta recordar, porque me pongo muy triste. Finalmente acabó bien.

Él no recordará quién es, pero ahora yo sé su nombre y sus dos apellidos. y también dónde vive. Que alguien te recuerde, supongo, es una manera de estar vivo...

Leznari dijo...

Que triste y a la vez que bonito lo que te ocurrió con ese anciano, Bow, pienso que una vez realizado tu cometido estarás más tranquilo por haber podido ayudar a un anciano asi.
Saluditos.
LEZ