"Todos los artículos que aparecen en este blog, son producto de la imaginación, no tienen nada que ver con hechos reales".

viernes, 3 de octubre de 2008

AMOR PLATONICO (PUBLICADO EN AUTORES REUNIDOS)

Hace unos días publicaron en AUTORES REUNIDOS, un texto que mandé relacionado con el tema "Amor Platónico", como también quiero que lo compartais conmigo aqui en mi rinconcito os lo relato esperando que os guste.

Me hizo gracia, el otro día mientras estaba conduciendo escuché en la radio una canción que me transporto a mis años juveniles.
La canción que escuchaba se titulaba “En el Andén” de un grupo musical llamado Melón Diesel.




Como el artículo está relacionado con el Amor platónico os contaré mi historia… quizá una de mis tantas historias que no he olvidado.

Todas las mañanas cogía el metro para ir hasta mi colegio, y allí en el Andén… todas las mañanas... estaba... él.
Un chico algo mayor que yo, a mí me resultaba guapísimo, alto con una melena cortita y negra como el azabache, unos ojos grandes negros y una piel… uff... una piel… preciosa, quizá eso fue lo que primero me llamó la atención.
Día tras día allí los dos, a veces coincidíamos en el mismo vagón, otras veces… había tanta gente… que nos metían a trompicones en diferentes vagones.

Me acostumbré a su presencia, si algún día no lo veía me preocupaba, pensando qué le podía ocurrir.

Después de un tiempo de coincidir diariamente, una mañana se puso al lado mío y me dijo HOLA, uff ese saludo para mi fue...

Así que todos los días deseando coger el metro para simplemente decirle HOLA, me atraía de una manera tremenda, procuraba arreglarme un poco más que antes, aunque llevando uniforme poco podía hacer, ya que estudiaba en un colegio de monjas y allí la disciplina era enorme.

Pero me encantaba, nunca dijimos ni una palabra más larga de “hola”, pensaba en él, incluso le comenté a mi gran amiga, lo que sentía por el chico del andén.

Cruzábamos nuestras miradas en repetidas ocasiones, mientras pasábamos estación y estación, hasta que yo me bajaba. Nunca supe cual era su destino, en cambio él, el mío si.

Una mañana después de coincidir a diario con él, durante 6 meses, no lo vi, ni la siguiente, ni la siguiente, empecé a preocuparme, a pensar lo que le habría podido ocurrir, siempre nerviosa cuando bajaba las escaleras para acceder al andén y siempre con la esperanza de poder encontrármelo de nuevo.

Me gustaba, me atraía un montón y no sabía el porqué, si ni siquiera habíamos intentado conocernos, pero la realidad es que pensé que me había enamorado.

Una mañana cuando ya mis esperanzas estaban perdidas le vi, allí estaba de nuevo, con sus ojos negros y grandes a su lado estaba una chica con un bebé en brazos, él me miró, yo le miré esperando el saludo, quizá esperando una explicación de su desaparición que duró un mes, mantuvimos las miradas durante unos segundos, él hizo un gesto como para quizá dejar salir por su boca ese “hola” esperado, pero algo le interrumpió.


El llanto del bebé que había a su lado le hizo girar la cabeza, llegó el metro, y nos montamos, ellos estaban en la otra punta de ese vagón, y yo no paraba de moverme para poder divisar su cabeza, que me fue imposible, llegó mi estación y me bajé, con una pena enorme, el tren siguió su marcha y yo mientras subía las escaleras para salir, notaba en mi nuca como una mirada diciendo…”adiós, hasta siempre”.

Ese fue el último día que coincidí con mi amor platónico, nunca volví a verle, pero ese hombre se me quedó grabado muy hondo en mis recuerdos.

Quizá siempre me ha quedado la duda de lo que podía haber ocurrido, si yo en una de tantas miradas aparte del “hola” hubiera tenido menos vergüenza y me hubiese acercado hacía él para entablar alguna conversación, pero no pudo ser y siempre se me quedará la duda de… lo que hubiera podido ocurrir y no ocurrió.

Saluditos.
LEZ

20 comentarios:

Natacha dijo...

Ya lo había leído en el otro blog... y es más... ¡lo había vivido! en directo... fue hermoso compartirlo entonces contigo.
Un beso, preciosa
Natacha.

Leznari dijo...

Es cierto lo viviste conmigo, y fue tan bonito ........
Ahora recordando de nuevo sentí nostalgia como comentamos entonces por no pasar solo del "hola".
Besitos mi niña.
LEZ

Adrisol dijo...

muy linda tu historia. Creo que hay alrededor nuestro muchas de estas historias de amor platónico.
Hay una edad en la que es mas fácil que aparezca este sentimiento,generalmente sirve; porque muchas veces hacemos algo por ese amor, nos levantamos con buen humor,salimos cantando,etc, esperando encontrarlo aunque sea porque me devuelva un hola............
gracias buen finde.

Leznari dijo...

Mi querida Adrisol, de nuevo me alegra verte por aqui, el amor platónico creo que no tiene edad, pero cuando te ocurre una primera vez, luego te preguntas de lo que hubieras podido hacer y no hiciste.....
Besitos guapa.
LEZ
PD: Pasa un cálido fin de semana tu también.

fernando dijo...

el amor platónico forma parte de nuestras vidas. Rara vez se cumple. Mi amor platónico es Scarlett Johansson, así que imagínate. Bonito post.

besos.

Leznari dijo...

Jajajajajaja Fer....a mi me encantaria una cena con Richard Gere....cuanto más mayor más atractivo tiene.
Besitos.
LEZ

ZP Nunca Mais dijo...

Pues ya ves. Una simple palabra más y podrías haber cambiado el rumbo de tu vida. A veces la línea que separa las cosas es tan imperceptible que nos sorprende y a la vez nos asusta.
Ah, por cierto, mientras conduzcas procura no pensar en estos temas platonicos, que podrías tener un accidente y luego tus lectores lo sentiriamos.
Un saludo

Leznari dijo...

Mi querido ZP puede que tengas razón, ha veces lo he pensado..que hubiera pasado si?.... me hubiera atrevido a hablar con él. ...pero pasó dejé seguir el tren y ya....no puedo dar marcha atras.
Besitos.
LEZ

€_r_i_K dijo...

Lo siento, te quedaste con las ganas....
A veces no ser visceral e impulsiv@, hace que nos arrepentamos durante el resto de nuestro camino......
Otras la sinceridad, va demasiado lejos.....y bueno esa es otra historia.....

P.D.
Las fotos un lujo......regresé, a la maldición de los bares de copas....

Leznari dijo...

hola erik, no lo sientas....creo que si desapareció de mi vida no fue porque quizá yo fuera cobarde, creo en el destino...y si no intimamos más fue por que no era mi destino.
Respecto a tu PD, creo que te refieres a una canción de Sabina...me gusta ese cantautor;)
Saluditos y encantada de verte por mi rincón.
LEZ

Elsis dijo...

Lez muy linda tu historia, y me encanta que la hayas compartido...las cosas pasan por algo, y si no fue, también es por algo.


Besitos, querida amiga!

Leznari dijo...

Elsis mi hermosa amiga, es cierto creo en el destino y quizá no fue para mi.
Verás yo estuve un tiempo viviendo fuera de Madrid, quizá mi destino era conocer a mi marido en la ciudad donde residí 4 años.
Besitos.
LEZ

Joana dijo...

Esta historia es maravillosa! yo le habia leido antes, hace mucho y ha sido muy bueno de volver a recordarla! Gracias amiga, por compartirla!!
Besitos y que tengas un lindo fin de semana!♥♥

Leznari dijo...

Jejejeje Joana, imagino que la habrás leído en autores reunidos,puesto que conte mi historia y la mandé alli.
Besitos.
LEZ

Martin dijo...

Si amiga he pasado por ese amor platónico y realmente te queda en la memoria para siempre.

Muy bonito tu post amiga.


Un besito Leznari.

Emig dijo...

Hola Lez!

Aprovecho tu entrada, también conocida y disfrutada por mí en el blog Comansi, para saludarte y felicitar tu relato aquí en tu casa. He reflexionado algunas veces sobre la base de tu relato, ese "hola" que también me ha hecho suspirar. Un simple saludo que a veces no sabes si darlo al viento y que llegue donde sea aunque no veas dónde; si darlo a alguien que te mira fíjamente a los ojos y sientes que te atrae; a alguien que suspiras desde el interior invocando desde el pensamiento su amor porque tú ya lo sientes... y supongo que infinidad de ejemplos podrían darse al respecto... Al final, ¿será posible que debemos ser como el agua que pasa por donde puede pasar sin preguntarse el lugar ni el momento? ¿Puede ser así de sencillo? ¿Vivir sin la mente? Dicen que el corazón no es egoísta pero, creo que pocas veces vivimos desde ahí y lo descubrimos... pues quizás apenas conocemos de él algo más que sus latidos y traducimos más en anhelos que vivencias su eterno mensaje...

Un cordial saludo.
Me resulta precioso leerte.

Leznari dijo...

Hola Martin, efectivamente pienso que todos hemos pasado por ese bonito Amor Platónico, y ahora en nustra madurez lo recordamos con cariño.
Un besito querido amigo.
LEZ

Leznari dijo...

Hola Emig, que grata sorpresa verte por aqui, y más sabiendo de este articulo que envié a vuestro blog "Autores Reunidos" y ya has leído.
Creo que no debemos ser como el agua, quizá pasados los años recapacitas y piensas, porqué no hablé más, que había de malo hacerlo?.
Es dificil vivir sin la mente, ella es la que rige nuestra vida (según opino) puedo estar equivocada, pero el corazón saca los sentimientos y nosotros quizá por cobardia nos guiemos por lo que puede estar bien o mal según lo vea la sociedad.
Si, nos regimos más por el que dirán que por lo que nos dicta nuestro corazón, lleno de emociones aparte de sus latidos una veces flojos otros....fuertes.... intensos.
Unn saludito cariñoso.
LEZ

Bowman dijo...

Como ya comenté en Autores Reunidos, poco más te puedo dejar aquí.

Bueno, un regalo, como siempre, que sé que te gustan. Una situación parecida, más triste, pero tambien sucedía en el metro:

¿Te imaginas que te encuentras en el metro a un ex a quien querías? Con una ex me pasó. Estaba en el andén, a varios metros de mí (algo lejos). Estaba preciosa. Más guapa aún que cuando lo habíamos dejado. Me sentí fatal (a mi me iba incluso peor ahora que entonces).
Creo que me vió. Parecía dudar si era yo o no realmente.

¿Lo peor? Me quedé petrificado. No quería molestarla. No me atreví a acercarme. No le dije "hola".
No he vuelto a verla en mi vida.
:(

Leznari dijo...

Bow.... no sabía nada de lo que me dices, pero una cosa...no te arrepientes de haberte acercado y haberla saludado?
Saluditos.
LEZ