"Todos los artículos que aparecen en este blog, son producto de la imaginación, no tienen nada que ver con hechos reales".

martes, 2 de diciembre de 2008

PARAFILIAS

Es un patrón de comportamiento sexual en el que la fuente predominante de placer no se encuentra en la cópula sino en alguna otra actividad.
Las consideraciones acerca del comportamiento considerado parafílico dependen en un grado muy elevado de las convenciones sociales imperantes en un momento y lugar determinados; ciertas prácticas, como la
homosexualidad o la masturbación fueron consideradas parafílicas en su momento, aunque ahora se consideran variaciones normales y aceptables del comportamiento sexual. Debido a ello, es imposible elaborar un catálogo definitivo
Es una recurrente e intensa aparición de fantasías sexuales o conductas que engloban a objetos o animales, niños o adultos que no dan su consentimiento o de producir dolor y sufrimiento a las parejas o a sí mismo. Ósea que la imaginación o los actos inusuales o extravagantes son necesarios, reiterados y a veces excluyentes, para conseguir la excitación sexual. También son llamadas desviaciones o variaciones y hoy se trata de evitar la palabra perversiones.
Suelen crear alteraciones desfavorables en la vida familiar, laboral y social del individuo por su carácter de compulsivas.
Las parafilias incluyen algunas de estas posibilidades:
- Objetos humanos;
- Infligir sufrimiento o humillación a sí mismo o a la pareja;
- Involucrar a prepúberes o personas que se resisten a la propuesta sexual.
Estas fantasías o estímulos específicos son requisito indispensable para que el individuo parafílico logre excitarse y llegue al orgasmo.

A veces, con su pareja, emplea su imaginería erótica para poder funcionar sexualmente. En ocasiones, logra la complicidad de su acompañante quien, por ejemplo, juega a travestirse o travestirlo para que pueda desarrollarse la actividad sexual habitual.
Así, el exhibicionista mostrará sus genitales a la gente por sorpresa; el necrofílico violará cadáveres. El paidofílico espiará, toqueteará o abusará de los niños o les hablará sobre la sexualidad en términos inconvenientes para su edad. O les pedirá que le muestren los genitales. El sádico sexual producirá deliberadamente dolor a su víctima y en ello residirá su placer.
Estas conductas lo suelen llevar a la cárcel y a condenas que no modifican su próxima
crisis parafílica.
Cuando hay un claro descontrol de la conducta, muchos individuos presentan un malestar anticipatorio que algunos autores comparan con los prodromos de las epilepsias temporales.

La persona afectada teme su salida parafílica porque cree no manejarla.
En
el trabajo interdisciplinario, la medicación con un antiandrógeno, en caso de parafilias asociales, permite, junto con las terapias sexuales, tranquilizar al victimario que suele sentirse víctima de su propia compulsión.
Esta despersonalización ocasional es referida por algunos consultantes que aluden a su conducta compulsiva con frases como la siguiente: "No soy yo quien va a espiar a los baños. Son mis pies los que me llevan".
Para que una conducta sea considerada parafílica debe haber tenido sus antecedentes tempranos en la
biografía del sujeto.
La niñez y la
pubertad, en las historias sexuales levantadas a sus protagonistas, revelan tempranos estímulos visuales, auditivos o táctiles que por razones variadas adquirieron un particular significado para cada individuo.
Las explicaciones de por qué predominan las parafilias en los varones y es escasa su aparición en las mujeres, tienen que ver con la
teoría del predominio de la erotización visual en el hombre a diferencia de la erotización táctil en la mujer, atribuible a la posición prenatal en el período de determinación del dimorfismo sexual cerebral.
En el mapa del amor figura la
imagen del amado, sus características arquetípicas, la escena sexual excitante imprescindible para despertar el deseo, encender la excitación y culminar con el orgasmo.
El mapa del amor está en la mente y en el
cerebro.
De allí que tras su formación entre los 5 y los 8 años de edad del individuo, sea resistente al
cambio.
Es como un idioma nativo que persistirá a lo largo de la vida, cualquiera sea la pareja que nos acompañe. Su vandalización a temprana edad, es decir, la interferencia en los
juegos sexuales infantiles con los que se lleva a la acción el mapa del amor, origina las parafilias.
La clínica de las parafilias reúne
técnicas diversas. Las terapias sexuales incluyen información a los pacientes sobre los conocimientos actuales sobre el tema de consulta, medicación cuando el grado de ansiedad no les permite la relación terapéutica, un fuerte vínculo con los terapeutas quienes deben manejar técnicas diversas: dramatizaciones, Gestalt, genogramas familiares, entrevistas de otros significativos (parientes, amigos) dispuestos a ayudarlo. Y, sobre todo, los profesionales de la salud deberían carecer, en la mayor medida posible, de un criterio de valoración discriminatorio sobre la persona que los consulta.
Comprender las parafilias presupone develar por qué somos los humanos tan
variables en nuestras gratificaciones sexuales, cómo adquirimos y seleccionamos el estímulo que nos procura placer y qué proceso validó que uno (o unos pocos) prevalecieran por sobre los demás.
Si ese estímulo sexual no es convencional, si se impone en automático, si provoca malestar al individuo y es de larga data, hablamos de parafilias.
En mi próximo articulo os comentaré los diferentes tratamientos que hay.
Saluditos.
LEZ

14 comentarios:

Marinel dijo...

Lez, vaya artículo que nos dejas hoy...
Yo, la verdad es que estoy pez en este tema.Bueno ahora ya no.
Lo único que sabía era de esos degenarados que utilizan niños o personas adultas en sus "juegos" de forma obligatoria causándoles daños irreparables...
Porque si una pareja toma la determinación de hacer cosas así en su vida privada de mutuo acuerdo, pues allá ellos, que son adultos con las ideas claras.
Pero cuando esta manera de satisfacer su deseo sexual involucra a seres que no lo desean...eso me parece grotesco.
Si se trata de una enfermedad, que se la traten, que pidan ayuda, que hagan lo imposible por solucionarla...pero que no dañen a nadie con ello.
Por lo demás si parafilia es todas las demás cosas que dices,pues cada uno es libre de tomar sexualmente hablando la alternativa que quiera. Siempre,siempre si se hace en el respeto, en el consentimiento, en su entorno...
Ya ves que no sabía nada,pero seguiré informada contigo.
Me alegro de tu vuelta.¿Qué tal tu padre? ¿y tú?
Espero que tanto uno como la otra, estéis perfectos y felices.
Besos.

Adrisol dijo...

hola lez!!!!!!!!
gracias por tu vuelta a la red y con este tema tan urticante.........
es cierto que hay tantas variables en lo que se refiere al sexo, que a veces asusta.
creo que ya el hombre no se conforma con nada y tiene que andar buscando cosas nuevas para despertar la fantasía...........
pienso que todos los extremos son malos, lo ideal sería encontrar un equilibrio.
un abrazo reina y espero que tu padre se encuentre mejor!!!!!!!!

Kareen dijo...

Hola! Cómo te fue? Cómo sigue tu papá? Lez, he aprendido nuevas cosas al leerte. No sabía que todo pertenecía a la misma familia. Cuando comencé a leer, pensé enseguida en el sado, pero luego, entendí bien de qué se trataba la raíz. Concuerdo con Marinel y con Adrisol. Seguiré tus huellitas. Gracias por compartir.

Leznari dijo...

Yo tampoco es que sepa mucho sobre este tema Marinel, pero el otro día vi un reportaje en Antena 3 y me gustó, y quise compartir con todos vosotros algo de información sobre él, respeto cualquier enfermedad pero es que esta.....me supera, no logro entender como pueden ocurrir cosas asi sobre todo lo relacionado con los niños, el respeto a los muertos....lo demás cada uno en su casa...que haga lo que quiera, verdad?
Un cálido beso mi querida amiga.
LEZ

Leznari dijo...

Mi querida Adrisol!!! mi padre poco a poco muy lentamente va recuperándose, esperemos no haya otra nueva recaída, porque como es tan especial.....espero no salga con otra cosa nueva.
Respecto al tema de hoy, quizá soy más bien clásica y hay cosas como he comentado a Marinel que me superan.
Allá cada cual con su vida, pero sin perjudicar al de al lado.
Besitos reina.
LEZ

Leznari dijo...

Hola Kareen bella mujer, es cierto que es un tema concienzudo, verdad?.
Pero la realidad es que existe y se mueve por el mundo, ojalá no hubiera tantos enfermos de cosas asi.
Besitos guapa.
LEZ

fernando dijo...

interesante tema. Mejor no padecer estas filias. Un beso.

ZP Nunca Mais dijo...

Hola LEZ:
Realmente las "Filias" al igual que ocurre con las "Fobias" son unos trastornos de difícil tratamiento entre otras razones porque intervienen patrones de tipo cultural y social (lo que ayer estaba bien visto, hoy no lo está y viceversa). Sin embargo este cultismo griego denominado "Filia" produce rechazo y repelus porque lo primero que a uno se le viene a la mente es esa otra palabreja denominada "pedofilia".
Fobias y filias son en realidad obsesiones mentales que todos, de una u otra forma, padecemos.

Un beso y me alegro de volver a leerte. Eramos legión los que te echabamos de menos.

Natacha dijo...

Bueno, dejando claro que fuera de los comportamientos con menores y si el consentimiento de la pareja... Cuando la puerta de un dormitorio se cierra, si ambos, adultos desean hacer "cosas raras" y disfrutan de ellas, yo creo que nadie puede decir ni palabra.
El sexo tiene muchos caminos para encontrar el placer y es tan diverso como las personas.
Soy muy respetuosa con los gustos de cada cual.
Siempre, repito, que no hablemos de forzar a nada ni de menores, por supuesto, eso ya son delitos y asquerosos, por cierto.
Un beso, mi niña... Vaya temita...
Natacha.

Leznari dijo...

Hola Fer.....es una enfermedad y como tal, reitero lo que dices....ojalá no la padezcamos nunca.
Un saludito.
LEZ

Leznari dijo...

Hola ZP
Exacto, tienen díficil tratamiento, con el cerebro nadie se topa, es tan complejo,que nunca se sabe lo que piensa...y encima aunque en el exterior todos parezcan iguales, cada uno esconde infinidad de malvades, unos hacen trabajar unas neuronas y otros.....
Un beso y gracias.
LEZ

Leznari dijo...

Mi querida Natacha, exacto nadie puede opinar por lo que ocurra detrás de una puerta cerrada, cada uno es como es.
Un besito.
LEZ

Elsis dijo...

Lez, creo que todos coincidimos en que una pareja en su intimidad y de común acuerdo pueden hacer lo que quieran.
Pero eso de involucrar niños o personas mayores, me mata.
Cada vez vemos más casos de abusos contra menores y es muy difícil aceptar que estén enfermos, siempre los llamamos degenerados.

Besitos, para vos y para tu papá!

Leznari dijo...

Asi es Elsis mi amiga argentina, cuando los perjudicados son los niños o personas inocentes que no estan de acuerdo con esos macabros juegos, la situación me mata.
Un besito dulce.
LEZ